Llega el verano, llegan los (eco)Festivales!

Sol, amigos y buena música. ¿Que más se puede pedir?

Con @carlaale__ al ritmo azul de los Elefantes.

Pues quizás que los Festivales estén a la altura de la sociedad que ya empieza a tener un alto compromiso con el planeta. ¿En casa reciclas, intentas no derrochar agua, eres conscientes que debes llevar una dieta equilibrada y que el consumo de carne debe ser moderado, por ti y por el planeta… si es así ¿cómo puedes continuar siendo tú cuando vas a un festival donde hay 57.000 asistentes disfrutando de buena música, pero también consumiendo recursos a mansalva? ¿Hay alguna alternativa? Tengo una buena noticia, la hay y está en auge 🙂

@Soy_Scania. Foto de José Bravo.
¿Quieres saber que festival te representa? Sigue leyendo porque en breve estamos todos moviendo el esqueleto en el Festival Cruïlla de Barcelona.

Después de pasar unos días increíbles en el Festival de les Arts disfrutando de grandes artistas como Carlos Sadness y Cristal Fighters me paré a pensar en el impacto medioambiental había tenido mi tiempo de ocio. El examen lo pase con un suficiente justito para los tiempos que corren y las alternativas que hay. Os cuento.

El Festival de les Arts que se celebra en Valencia, en el espectacular recinto de la ciutat de les arts i les ciències, empieza a ser una cita ineludible cada año. Pero con un pequeño tirón de orejas. Me alegré mucho de ver contenedores para reciclar, me gustaría saber cuál fue la valoración de la organización sobre su uso. También hubo servicio de autobús gratuito que no dudamos en utilizar. Pero en mi opinión, fallaron dos cosas. Encontré a faltar la opción vegana o vegetariana, teniendo que cenar un día patatas fritas y al otro un kebab sin carne, o sea, ensalada envuelta con pan. Y también me emocioné demasiado rápido cuando vi los vasos de plástico reutilizables ya que al final del festival había colas de más de una hora para poder devolver el vaso… y que si nos paramos a pensar, el plástico es plástico, hagas lo que hagas después con él.

Pero ¿me quejo por quejar? ¿O realmente existen alternativas?

Save the date baby:  12, 13 y 14 de julio llega de nuevo el Festival Cruïlla de Barcelona y con él además de grandes artistas un montón de buenas prácticas con el medioambiente.

Cartel del Festival Cruïlla 2018

Uno de los festivales más responsables que conozco, tanto socialmente como medioambientalmente… además de tener un cartelazo.

Los organizadores del Festival Cruïlla te animan a utilizar el transporte público (jueves habrá Tram hasta las 2h y viernes y sábado toda la noche!) pero si por lo que sea la combinación no te va bien, te ofrecen la opción de utilizar motos eléctricas en colaboración con la empresa Scoot.

Ven en bus bondiamon cruïlla festival

¿Que pasa con los maditos vasos de plástico?

Pues en eso el festival Cruïlla también es pionero. Si bien el Festival Rototom de Benicassim rompió moldes con sus vasos de bebida caliente 100% biodegradables y sus pajitas elaboradas con material PLA, un bioplástico de origen orgánico que proviene del almidón de maíz ahorrando 300 kg de plástico en su última edición (por esto y por mucho más se ha llevado en dos ocasiones con el premio Greener Festival Award.)

Con el Festival Cruïlla continuamos sumando buenas prácticas ya que todos sus vasos son 100% biodegradables. El bio-vaso es una gran propuesta en colaboración con Estrella Damm, está hecho con trigo y lo podremos tirar en el contenedor de materia orgánica para su reciclaje. ¿No es fantástico?. Con esta propuesta,  han convertido el Cruïlla en el primer festival de España y uno de los pocos festivales del mundo en utilizar vasos 100% biodegradables. También me he fijado que tienen una amplia selección de comida vegetariana, vegana y sin gluten. (Gracias, gracias, gracias!). Y algo que me encanta, el pago con pulsera inteligente Cashless, donde cargas dinero a tu cuenta del festival desde tu tarjeta de crédito, evitando así las incomodas monedas de plástico que se usan en otros festivales y haciendo feliz al planeta.

summer festival cruilla bondiamon musica
Los momentos inolvidables no se pueden comprar.
¿Y la responsabilidad social del Festival Cruïlla?

Otro de los motivos por los cuales los guapos y guapas de BonDiaMon estarán encantados con este festival.

Este año, el Cruïlla colabora con la Obra Social Sant Joan de Déu. Cuando compres tu entrada para el Cruïlla te da la opción de hacer un donativo para programas de musicoterapia del HospitalSant Joan de Déu. Pero no acaba aquí, y es que la organización pone facilidades a las familias para que puedan ir al festival. Atentos porque los menores de 15 años tienen acceso gratuito, y si tienes hijos o hijas más pequeños podrás pasar un buen rato con ellos en la Zona Kids. Además en el Festival Cruïlla se ofrecen una serie de descuentos para diferentes colectivos (personas en paro o acompañantes de personas con movilidad reducida). Y muy importante, el Festival está adherido al protocolo No Callem del Ayuntamiento de Barcelona, ​​pensado para detectar y atender cualquier episodio de violencia machista. Si sufrís o detectais un caso de violencia machista dirigiros al personal del festival o punto de información y asistencia.

¿Os he convencido verdad? ¿Nos vemos en el Cruïlla?

Ahora que me fijo más en las buenas prácticas, ¿qué otro Festival creéis que también lo está haciendo bien? O ¿cuál opináis que podría mejorar diferentes aspectos? Quiero saber que pensáis sobre este post y sobre todo espero veros bailando al son de la buena música 🙂

Larga vida a los Eco-Festivales!

bondiamon festival musica verano ecologico

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *